Nuestro Blog

¿Cuál es la puerta más segura del mercado?

Adentrarse en el mundo de la protección y la seguridad significa que al mirar una puerta esta no será para nosotros lo que hasta ese momento fue, pues de aquí en adelante con seguridad podremos clasificarla en cualquiera de los tipos de puertas que se consiguen en el mercado. A partir de este momento entenderemos que no todas las puertas son iguales ni ofrecen el mismo tipo de resguardo y conoceremos que existen cuatro grandes grupos.

Puertas huecas, Puertas blindadas, Puertas acorazadas y Puertas de seguridad

Pasemos entonces a analizar algunas de estas puertas para ver los distintos tipos y sus características, pues solamente de esta manera en el momento  de elegir una de ellas lo haremos conociendo los niveles de protección y las ventajas que cada una de ellas ofrece.

¿Qué puerta elegir para nuestra casa?

Si algo caracteriza la compra de un producto el día de hoy es el amplio abanico de posibilidades que nos presenta el mercado y las puertas no iban a ser la excepción. Es por esto que resulta tan conveniente tener algo de información para decidir cuál será la más recomendable para nuestro caso en particular.

Si comenzáramos por las puertas que ofrecen menores niveles de resistencia tendríamos que empezar por hablar de las puertas huecas. Pero a pesar de ello también podríamos decir que estas son uno de los tipos más instalados en el común de los hogares. Tal vez la pregunta que vendría inmediatamente a la mente es ¿Por qué si ellas son las menos seguras son también las más populares? La respuesta es sencilla, estas puertas son las más económicas y dado que el nivel de protección que ofrecen es para muchos aceptable, son entonces la elección más frecuente.

El nivel inmediatamente superior en cuanto a grado de seguridad lo ocupan las puertas blindadas, es decir que la seguridad que estas brindan es más alta que la de las puertas huecas. También se encuentran frecuentemente protegiendo las entradas de muchos hogares, a pesar que resultan un poco más costosas que las primeras, pues son muchos los que opinan que esta inversión bien vale la pena ya que las puertas blindadas se caracterizan por incorporar alguna (una o dos habitualmente) planchas de acero dentro de la puerta otorgándole por tanto una  mayor resistencia al acabado exterior de madera.

Dentro del grupo de las puertas blindadas hay bastantes diferencias, por lo que no todas aportan la misma protección. La razón de ello está en el grosor de la lámina de acero interior. Esto es lo que hace  que algunas sean más robustas que otras y que por lo tanto logren resistir  mejor ante los ataques  y evitar por lo tanto los intentos de robo de las viviendas.

Si bien es cierto que estas puertas son bastante resistentes y superan ampliamente a las puertas huecas, ellas tienen dos puntos negativos en su contra, siendo ellos el marco que las bordea y la cerradura que generalmente tienen instalada.

La debilidad de los marcos de las puertas blindadas es que al estar fabricados en madera no resisten la técnica de la palanca. Esto puede ser mejorado si se coloca una cerradura que se distinga por su alta calidad y  otros atributos para resistir ante los ataques más frecuentes. Protegerla además con un escudo protector y con otra cerradura empotrada adicional, será en cualquier caso una forma de aumentar la seguridad que ella por si misma ofrece.

El siguiente nivel de protección lo ocupan las puertas acorazadas, pues estas ofrecen una protección mayor que la brindada por las puertas blindadas  y definitivamente muy superior a la de las puertas huecas.

Lo que le confiere este grado tan alto de seguridad es que las puertas acorazadas se caracterizan por estar todas ellas fabricada en acero, pero además el marco de este tipo de puerta también es de acero. Si a esta combinación se agrega una cerradura de calidad  puede inclusive decirse que estaremos en presencia de un máximo nivel de seguridad. En ocasiones no se tiene en cuenta el rol tan importante que juega una cerradura en cuanto a protección y se piensa que tan solo la resistencia de la puerta será la que impida la entrada de los intrusos. La verdad es que cuando se trata de soportar las destrezas y maniobras de los ladrones lo mejor es contar con una puerta y una cerradura de la mejor calidad.

Por último se encuentran las puertas de seguridad, que son consideradas el tipo de puertas más seguras. Ellas  son integrales, es decir que ya vienen de fábrica con el armazón, los marcos, las cerraduras y todos los demás elementos necesarios para garantizar un elevado grado de protección.

¿Qué hacer para aumentar la seguridad de la puerta de la casa?

Tal como ya señalábamos más arriba en este mismo texto, la seguridad no la proporciona solamente la puerta que tengamos instalada en nuestro hogar, pues ella es más bien una combinación entre todos los elementos que la integran y la rodean, es decir que tanto los marcos, como las paredes aledañas y las cerraduras, juegan un papel importante para garantizar la inviolabilidad del acceso de los intrusos al interior  de una casa.

Quizás uno de los elementos principales para la protección de la puerta de la casa sea la cerradura y esta para brindar un buen nivel de seguridad debe estar fabricada para resistir a distintos métodos de ataque por lo que idealmente debe ser anti bumping, anti extracción, anti taladro, anti palanca  y anti ganzúa.

Quiero una puerta 100% segura

En materia de seguridad no hay nada que pueda garantizar la protección en un 100% y por ello no puede decirse que habrá una puerta que ofrezca este grado de resguardo.

Lo que si podemos decir con certeza es que existen diferentes grados de protección ante intrusiones que es lo que ofrecen los diferentes tipos de puertas que se encuentran en el mercado. Algunos de ellos suponen un nivel altísimo de seguridad con lo que se hacen casi imposibles de violentar, mas sin embargo decimos casi, debido a que hacen que esta tarea sea realmente difícil, pero eso no hace imposible que en un caso extraordinario alguien lo logre.

Piénselo bien, si ni siquiera los bancos o los museos que son conocidos mundialmente por tener los sistemas de seguridad más eficaces están 100% a salvo de un robo, tampoco lo estará una puerta de una casa, mas sin embargo ello no impide que busquemos en todo momento contar con el nivel más alto de protección que podamos conseguir, pues este usualmente suele ser suficiente para proteger un hogar.

La idea de recordar que la seguridad absoluta no existe, no es volvernos a todos paranoicos o mantenernos en un estado constante de alerta, tan solo tiene por finalidad hacernos comprender que si contamos con un muy buen nivel de seguridad en el acceso a nuestro hogar, será suficiente en la mayoría de los intentos de robo que podamos llegar a sufrir.

¿Tener en casa  una puerta hueca aumenta la probabilidad de sufrir un robo?

La probabilidad de robo no viene definida únicamente por la calidad de la puerta, pues existen otras variables que pueden aumentar el riesgo al que se está expuesto.  Visto de este modo la respuesta a la pregunta anterior sería que tener una puerta hueca no aumenta la probabilidad de ser objeto de un robo.

Ahora bien, si un ladrón estuviese frente a dos puertas y no tuviera idea del contenido que puede conseguir en cada una de las viviendas que resguardan, obviamente preferiría atacar aquella en la que aparentemente la puerta de acceso principal pareciera más débil o menos resistente ante alguna de las técnicas de ataque que él es capaz de aplicar. En este caso entonces si podríamos decir que la probabilidad de sufrir un robo aumentaría por el hecho de tener una puerta hueca.

Como ven no es una pregunta fácil de contestar y menos aún si se conoce que la verdad es que en la mayoría de los casos los  intrusos cuando planifican atacar una vivienda es porque tienen alguna información de lo que podrán extraer en su incursión, ya sea por información suministrada por un tercero o por que las características del inmueble se lo hacen suponer dado que visto el aparente nivel de vida  de los ocupantes, pareciera factible encontrar objetos de valor. Si este es el caso, independientemente de si la puerta es hueca o no igual intentarán violentarla. Lo que si depende del tipo de puerta que se tenga, es que lo consigan o no.

Conforme a lo anterior podemos aseverar entonces que una puerta débil siempre es un riesgo para ser robado con mayor facilidad, por lo que tomar todas las previsiones para contar con una más robusta o si no podemos hacer esto, al menos protegerla con una buena cerradura siempre será vital. Si aparte de tener una cerradura de calidad, conseguimos colocar otra a modo de refuerzo, como por ejemplo una cerradura invisible o un cerrojo será mucho lo que habremos obtenido para lograr aumentar el nivel de protección en nuestra casa. Al final no sabemos en qué momento lo intentarán ni si para un ladrón nuestra propiedad representa una oportunidad de conseguir algo de su interés.

Como extraer una llave partida dentro de la cerradura

No existe una situación más embarazosa y que genere mayor impotencia que la rotura de la llave dentro de la cerradura. En el momento en que nos disponemos a abrir la cerradura, introducimos la llave y al girarla escuchamos el indeseado sonido que nos indica que la misma se ha partido, en este preciso momento muchas personas pueden entrar en pánico o en crisis por la imposibilidad de abrir dicha cerradura. No obstante, resulta elocuente tranquilizarse, relajarse y entender que, aunque parezca imposible, este problema posee una rápida y fácil solución.

Aunque la rotura de una llave dentro de la cerradura es un accidente impredecible que puede suceder en cualquier tipo de llave, es importante acotar que este inconveniente es más probable que suceda en llaves y cerraduras envejecidas que poseen una enorme cantidad de años en uso. Existen dos situaciones en las que se puede romper la llave, con la cerradura aun cerrada o luego de abrir la misma. Cuando la llave se parte, pero ya habíamos logrado abrir la misma se tiene la ventaja de que este problema no privo del acceso a la vivienda o habitación, no obstante, la situación cambia completamente cuando la llave partida no logro abrir la puerta, puesto que en este caso se presentan dos importantes inconvenientes, la rotura de la llave y la cerradura cerrada.

Con el paso de los años y mientras este problema fue tornándose cada vez más frecuente, las personas diseñaron trucos y métodos caseros para lograr extraer la porción de llave rota alojada en la cerradura. Uno de estos trucos fáciles de realizar es añadir a la cerradura un poco de aceite para crear un ambiente deslizante en el interior de la cerradura y posteriormente con el uso de pinzas de depilar intentar sujetar el pedazo de llave partida para extraerla. En ocasiones el uso de las pinzas resulta intrascendente e inútil, por lo que se puede apostar por un imán de alta potenciar el cual mediante la relación magnética generada con el hierro de la llave permitirá extraer la misma. Estos remedios caseros no aseguran la eficacia en la resolución de este problema, ya que es probable que, si la llave se ha partido en un sector profundo y poco superficial de la cerradura, el trozo de llave roto no cederá con estos intentos caseros, lo que amerita que se contacte con un profesional de la cerrajería.

Ahora bien, si la llave se rompió en una cerradura que ya fue abierta, la extracción de este elemento defectuoso será mucho más sencillo, solo deberás desmontar el bombín de la cerradura. Esta operación es muy sencilla, solo deberás utilizar herramientas convencionales como lo son los destornilladores, y si posees dudas sobre este procedimiento puedes recurrir a los videotutoriales de internet. Una vez poseas el bombín desmontado será mucho más fácil sacar el fragmento de llave partida. Con el bombín fuera de la cerradura y previamente engrasado, se utilizará una aguja gruesa, un alambre o un clip para empujar la llave partida hasta conseguir que la misma abandone el bombín de la cerradura. Cuando el uso de elementos delgados y alargados para empujar el fragmento roto de llave no dio resultado, se puede golpear el lado opuesto del bombín con un martillo para lograr desplazar la llave y promover su salida del bombín.

Si ninguna de estas técnicas funcionó, te recomendamos que aproveches la extracción del bombín para adquirir uno nuevo en el mercado e instalarlo en la cerradura, de esta manera desecharas el bombín obstruido por la llave rota y obtendrás una cerradura despejada y lista para utilizarse.

Cerraduras Lince

En el mercado de hoy hay una gran diversidad de marcas entre las que hay que apostar pero una de las mejores opciones tiene que ver con el tipo de cerraduras Lince. Esta es una marca que cuenta con muchos años de experiencia y ha revolucionado el mercado español.

Historia de las cerraduras Lince

Lince es una empresa de seguridad que se creó en el año de 1932. A partir de esta fecha, la empresa ha crecido y mejorado todo tipo de seguridad en sus cerraduras, para así lograr conseguir ser una empresa reconocida y pionera.

Desde sus inicios esta compañía ha ido apostando por las cerraduras de sobreponer y embutir una gran cantidad de cilindros. Pero a medida que los años pasan la empresa se dio cuenta que su evolución tenía que seguir, por eso en los años 1970 aposto por los candados y en los 80 por el cilindro multipunto.

Esta empresa tiene gran renombre en todo lo que es el mundo de la seguridad, la marca Lince es una de las mejores en España, las exportaciones ya representan un 40% de las ventas de dicha organización lo cual es de suma importancia a medida que el tiempo va pasando.

Principales Productos de la Marca Lince

En el mercado existen una gran cantidad y diversidad de productos que se adaptan a tus necesidades, aquí te mencionaremos algunos de estos productos.

Candados Lince: esta marca cuenta don una diversidad de modelos de alta seguridad, los candados de alta seguridad cuentan a su vez con llaves multi punto Plus A. Gracias a estas características es imposible abrirlo sin la propia llave, sus diseños son seguros, ligeros y resistentes.

Cilindros Lince: Este tipo de cilindro son mucho más económicos que los tradicionales, son modelos que no son caros, son llaves irreproducibles que siempre hacen que sea más complicado forzar la cerradura, también siempre se debe apostar por los cilindros Lince Sistema C6 o su variedad C5w.

Cerraduras embutidas metálicas Lince: Este tipo de cerraduras son de alta calidad tanto las de aluminio como las de metal, todas se adaptan a tus necesidades cuando las deseas instalar, podemos observar como las cerraduras 5570-3H son las mejores.

Cerraduras embutidas Lince para madera: Si quieres contar con una puerta de madera y disfrutar de máxima seguridad adquiere productos para ellos, apuesta por cerraduras multipunto serie 3 H la cual es increíble.

Cerrojos Lince: Este tipo de cerraduras son para puertas modernas que no son fáciles de abrir, son anti bumping, no hay nada seguro, se asegura siempre la seguridad de tu familia. Son cerraduras muy complicadas para abrir y es una de las últimas novedades de la marca el cerrojo 7932E la cual muchas veces es muy complicada de manipular.

Cerraduras de sobreponer Lince: Hay una gran cantidad de modelos para seleccionar cuando se busca calidad y precio, tiene un diseño tradicional en todo momento, también ofrece siempre nuevas tecnologías. Las cerraduras son resistentes a los cambios climáticos de una u otra forma.

 

Ultimas novedades de las Cerraduras Lince: La última novedad de la marca ha sido lo que se conoce como el cerrojo 7932E la cual ha tenido variaciones durante el año.

Se destaca por ser una de las cerraduras más seguras del mundo y poder tener un modelo que se adapta siempre al resto de las mismas, no hay que olvidar que este tipo de cerraduras cuenta con un sistema de cilindro europerfil que es uno de los más seguros de hoy. Este tipo de cerraduras es perfecto cuando los padres llegan tarde a casa y sus hijos necesitan abrir la puerta.

 

¿Dónde se pueden comprar las cerraduras Lince?

Es una marca que se ha consolidado en nuestro país en todo momento, puedes adquirirla en ferreterías tradicionales. Esta marca suele estar siempre en stock muchas veces el modelo no está en la venta.

Cuando deseas comprar de manera online debes adquirir cerraduras de la marca por internet sin problema. No solo es a través de las tiendas online especializadas en el mundo, sino también a través de la propia web de la marca, ya que se vende de manera directa al público.

Se debe contratar los servicios de un buen cerrajero sin ningún problema, el cerrajero siempre va querer instalarte una cerradura a precios competitivos y de excelente calidad.

Cerraduras embutidas

Estas cerraduras son las que se encuentran colocadas en el lateral de una puerta bien embutida o empotrada. Destacan por ser discretas pudiéndose ver solamente la parte en la que hay que meter la llave y estando el resto oculto.

Dentro de estas cerraduras hay diferentes tipos, por ejemplo las cerraduras embutidas de seguridad que sobresalen por tener un mecanismo de autobloqueo en caso de manipularse. Son unas cerraduras más caras de lo habitual por lo que hay que valorar si interesa realizar esta inversión.

En el momento de elegir la cerradura hay que tener en cuenta algunos puntos. El primero sin duda es el presupuesto. Dependiendo del modelo será más caro o no, teniendo en cuenta que cuanto más segura sea, más cara costará.

Muy importante también es su cilindro. Se recomienda que como mínimo sea antibumping, para que no puedan entrar en tu casa usando este método. También es recomendable que tenga otras medidas de seguridad como el sistema de anti palanca o anti ganzúa. Es importante que sean de una marca reconocida ya que son más seguras que las marcas que son menos conocidas, ya que las primeras cuentan con expertos mejores que fabrican cerraduras muy seguras. En cualquier caso si conoces a un cerrajero que te recomiende una marca menos conocida y confías en él, adelante.

Si ya tienes la cerradura y quieres instalarla tú mismo, hazlo con cuidado ya que si no queda bien instalada, no tendrás la seguridad que necesitas y podrán abrirla los ladrones en cualquier momento. Antes de empezar con la instalación asegúrate de contar con todo lo necesario como un destornillador, una taladradora, un metro, una lima, una corona dentada, un formón y la cerradura nueva.

Si la puerta ya tenía una cerradura anterior lo primero será quitarla y colocar la nueva. Si además son de la misma medida, la instalación será muy sencilla. Si la puerta no tiene cerradura, lo primero que tendrás que hacer es marcar una zona de un metro de altura aproximadamente para la manivela. A continuación con la taladradora haz los agujeros necesarios para poder colocar la cerradura. Con la lima y el formón conseguirás el hueco en la puerta donde poner la caja de la cerradura. La instalación tiene que ser perfecta ya que si lo haces mal, la cerradura no funcionará bien.

Lo siguiente que tienes que hacer es instalar el bombín para lo que vas a necesitar una corona dentada para hacer el agujero. Finaliza la instalación colocando una chapa buena de protección y después los embellecedores. Si la instalación la vas a hacer en un puerta metálica, el procedimiento es el mismo, aunque tardarás un poco más ya que costará más tiempo hacer los agujeros.

Si no te ves capaz de hacerlo o te resulta muy complicado, no dudes en llar a un cerrajero profesional para que la instale, ya que muchas veces es preferible gastar algo de dinero de más que estropear la puerta o realizar una mala instalación.

Qué son las cerraduras embutidas

Las cerraduras embutidas son las cerraduras más discretas actualmente en el mercado, ya que se encuentran en el lateral de las puertas empotradas o embutidas dentro de la puerta. En estas puertas solo se ve el punto de acceso de la llave, ya que lo demás permanece oculto. Este tipo de cerraduras son perfectas para las puertas blindadas ya que así será mucho más complicado poder abrirla.

A la hora de elegir una buena cerradura embutida hay que tener en cuenta que no hay cerraduras de ultima generación a precio barato, ya que suelen ser bastante caras, sobre todo pensando en la seguridad que llevan este tipo de cerraduras.

Es importante ver el cilindro que va a llevar la cerradura, ya que mínimo se recomienda con seguridad antibumping, así evitamos que el ladrón pueda acceder con este método tan famoso. Las cerraduras embutidas también pueden tener sistema anti ganzúa, por lo que se recomienda que mires bien el tipo de cerradura para conocer el tipo de seguridad que vas a incluir en tu puerta. Sobre todo, debes confiar en marcas reconocidas, ya que así garantizas tu seguridad frente a posibles intentos de robo.

Si no quieres que un cerrajero la instale puedes hacerlo tú, pero siempre con mucho cuidado, ya que la seguridad de la cerradura debe quedar bien instalada. A la hora de instalar una cerradura embutida debes tener las herramientas necesarias, sobre todo porque así podrás conseguir un mejor acabado a la hora de poner tu propia cerradura empotrada. Mínimo para poder poner una cerradura empotrada necesitas una taladradora, además de formón y una lima, así seguro que vas a poder conseguir un gran acabado con tu cerradura.

Este tipo de cerradura es recomendable dejar que la instale un profesional cerrajero, ya que podrá instalarlo sin problemas y así conseguir el mejor resultado. Este tipo de cerraduras necesitan una instalación perfecta para que no tenga problemas de seguridad a la hora de intento de robo en su hogar, por ello seguro que vas a aprovechar para sentirte mucho más seguro con una instalación profesional para tus necesidades.