Cerraduras invisibles

Aunque pocos las conocen, este tipo de cerraduras son perfectas para colocar en la vivienda y que no haya ningún intento de robo.

¿Qué son las cerraduras invisibles?

Las cerraduras invisibles son las que son imposibles de forzar desde el exterior porque no las pueden ver los ladrones.

Este tipo de cerraduras son un complemento perfecto de seguridad para colocar al lado de la puerta junto a otras cerraduras tradicionales. Son la protección perfecta para las cerraduras tradicionales.

Estas funcionan a través de un mecanismo electrónico, que solo se va a activar cuando nota que la cerradura principal se ha forzado. Por ello esta cerradura suplementaria se activa, lo que imposibilita la apertura de la puerta.

Además, destaca por ser instalada en todo tipo de puertas, como son blindadas, que se pueden instalar en puertas sencillas o de comercios. Por ello es una de las mejores opciones para instalar incluso en ventanas. Con lo que impedir a los ladrones la entrada se hace sencillo con estos mecanismos.

Esta cerradura además se puede activar o desactivar con un pequeño mando a distancia, por lo que se recomienda siempre activar al momento de salir, por lo que así los ladrones impedirán la entrada de esa vivienda.

Ventajas de las cerraduras invisibles

El funcionamiento es muy sencillo, ya que solo se tiene que activar o desactivar con un pequeño mando a distancia.

La cerradura funciona mediante varias baterías, por lo que así evitaremos tenerlas cargando continuamente. Algunos de los mecanismos incluso avisan a los propietarios de que falta energía en el complemento de seguridad.

Este tipo de sistemas pesan muy poco, por lo que gracias a su bajo peso son muy sencillos de instalar, por lo que no tendremos problemas a la hora de colocarlo en la vivienda. El precio suele ser muy asequible, lo que está haciendo que muchas viviendas opten por este tipo de seguridad en la vivienda. Aunque hay muchas donde elegir, siempre es una buena opción para ampliar la seguridad.

¿Qué cerradura invisible comprar?

Hay que tener en cuenta algunos aspectos antes de hacer la compra, ya que no todas las cerraduras son iguales.

Lo primero que hay que mirar es cuánto dura la batería, ya que si no vas a visitar la vivienda durante varios meses puede que te sirva una con poca duración, pero si vas cada mucho tiempo necesitarás una que tenga más potencia.

También hay que mirar el medio de instalación, ya que, aunque algunas son adhesivas, otras van con tornillos, con lo que mira a ver cuál es la mejor opción para tu puerta.

Otro aspecto a mirar es cuantos mandos acepta la cerradura, ya que no es lo mismo si solo eres una persona o si es una familia entera, donde necesitarás más accesos para abrir el dispositivo. Por ello siempre hay que tener en cuenta estos aspectos básicos para imposibilitar la entrada a ladrones en la vivienda.